Ventajas de armar tu tienda virtual

post3_ventajas_ecommerce

Según un informe de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) a fin del año pasado, el comercio electrónico registró un incremento en facturación y ventas de alrededor del 40 por ciento. Es por esto que aquí indicamos algunas de las ventajas de esta tendencia que crece en la Argentina y el mundo.

Aquí mencionaremos algunos consejos para aquellas pymes que se animan a dar sus primeros pasos en este campo, el cual promete resultados brillantes.

Ampliar fronteras con bajos costos: con una tienda virtual se puede llegar fácilmente a un público mucho más amplio, inclusive internacional, sin incurrir en altos costos.

Aumentar la visibilidad del negocio: con una tienda virtual se está expuesto automáticamente a un público ilimitado y se puede competir directamente con otros grandes jugadores. Según comScore, Argentina es la tercera mayor audiencia online en América Latina después de Brasil y México con 18,6 millones de usuarios únicos.

Negocio abierto 24 horas: con una tienda virtual los consumidores podrán ver los productos y hacer compras a cualquier hora del día y desde cualquier lugar. Hay que tener en cuenta que según Google el 85 por ciento de los usuarios investigó un producto o un servicio desde su mobile.

Reducción de costos: Una tienda virtual permite reducir costos de personal y alquiler de locales, y permitirá poner mayor esfuerzo a la atención al cliente y la gestión de los pedidos. Además esta reducción de costos puede ayudar a ofrecer promociones, descuentos y mejores precios a los consumidores que compren en línea.

Optimizar el inventario: una tienda virtual permite ofrecer una vidriera inmediata, con una amplia gama de productos, sin tener que incurrir en los costos de guardar un gran inventario.

Conocer mejor al cliente: A través de una tienda virtual se pueden recolectar datos valiosos de los clientes, no solo personales y demográficos sino de preferencias de consumo, que pueden ayudar a ofrecerle lo que necesita y cuando lo necesita, consiguiendo así mayor conversión de compra.

Sumarse a la tendencia: Cada vez más los consumidores prefieren hacer sus compras en línea y a través de diferentes dispositivos móviles. Sumarse a esta tendencia significa satisfacer las necesidades del consumidor y ofrecerle mayor comodidad y opciones para adquirir el producto.

Algunos puntos a que no tienen que descuidar las empresas son:

Siempre online: las plataformas de e-commerce trabajan las 24 horas los 365 días del año. Y si bien eso es un punto positivo a la hora de vender, el emprendedor también estará pendiente de su plataforma en cualquier momento, con todo lo que eso implica.

La tecnología: al enfocarse en el e-commerce, la plataforma por la que se harán las operaciones debe estar a la altura de las circunstancias. El cliente tiene que poder ver el producto, hacer preguntas, constatar en qué estado está el envío, qué referencias dieron otros compradores y hasta tener disponible un libro de quejas.

Un proveedor amigo: si el emprendedor no conoce sobre programación web, deberá recurrir a un proveedor que le diseñe y mantenga online la plataforma.

Comparte este artículo
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone